AGUA 12.jpg

los oasis de vida como una solución autosostenible para almacenar agua vital para los wayuu

El reservorio Oasis de Vida (también conocido como Sombrero Invertido*) es un pozo artificial subterráneo que almacena el agua potable y es construido por la misma comunidad.

Con estos reservorios se le provee agua a una ranchería completa, conformada por 5 familias aproximadamente y su capacidad puede durar de 2 a 3 meses dependiendo del tamaño del reservorio. El agua para los Oasis de Vida es abastecida por el gobierno de manera gratuita, ya que cada comunidad puede solicitar mínimo una visita de carro tanques al mes.

El reservorio está conformado por el pozo artificial subterráneo y un filtro diseñado para eliminar olores, colores, sabores y microbiología que pueda estar presente en el agua.

OASIS 18.jpg
materiales.png

Materiales conseguidos
en el mismo territorio

costos.png

Costos
moderados

mantenimiento.png

Mantenimiento en
el sitio por la misma comunidad

filtracion.png

Sistema de
filtración y desinfección incorporado

detalles de construcción

construccion.png

El reservorio tiene una profundidad de 3 metros por 3 metros de longitud y ancho. Y una capacidad de 10,000 litros.

El pozo esta protegido por una geomembrana en su interior y lleno con piedras cuarzo las cuales ayudan a mantener el agua limpia y purificada debido a que la piedra no bota ningun tipo de bacteria ni absorbe ningún nutriente encontrado en el agua.

Para mantener las piedras en su puesto y haya suficiente capacidad, son puestas en canastas plásticas.

Ya para extraer el agua del reservorio, se arma una bomba con tubos PVC y una manguera que es unida a los dos filtros.

Estos reservorios deben ser construidos cerca de las viviendas de las familias. Esto permite que no sea necesario hacer grandes recorridos para disponer del agua vital.

OASIS 13.jpg

*Estos reservorios ‘Sombrero Invertido’ fueron diseñados por el ingeniero Oscar Naranjo Hernández, contratado por la ONG ACDI/VOCA

filtros sipura

AGUA 16.jpg

Este filtro fue diseñado para operar con las necesidades del pueblo Wayuu, el cual:

  • La primera unidad lleva zeolitas cargadas con Cu (cobre) y Arg (plata) para convertir el filtro en un sistema bacteriológico.

  • La segunda unidad lleva carbón activado cargado con un desinfectante, elimina olor, color, sabor y trazas de productos quómicos que vengan en el agua y elimina microbiología presente.